Menu
Consejos / Nutrición

La importancia del color de tus alimentos

Al realizar una dieta, se deben tener en cuenta diversos factores para crear la combinación perfecta de los alimentos de tu menú. Hay que considerar las características físicas o de salud que posees y que pretendes alcanzar mediante la aplicación de un régimen alimenticio en específico.

Es precisamente por ello que las calorías son una parte fundamental al momento de analizar qué tipos de alimentos necesitas para mejorar tu rutina alimenticia. Dado que un incremento o una reducción de su presencia en tus comidas puede contribuir con una mejora de tu salud y apariencia física.

Por lo tanto, si deseas perder peso debes realizar un menú con déficit calórico. En cambio, para incrementar tus músculos (además del ejercicio físico), es necesario incrementar la cantidad de calorías que consumes en cada una de tus comidas.

Macronutrientes y micronutrientes de los alimentos

Para un mayor control sobre tu alimentación, también puedes llevar un control sobre los porcentajes de macronutrientes y micronutrientes que forman parte de tu dieta. Ya que los primeros te ayudan a sobrevivir, mientras que los últimos te ayudan a prosperar y mantenerte activo.

Las proteínas, carbohidratos y grasas forman parte de los macronutrientes, los cuales son elementos importantes que debes consumir en grandes cantidades todos los días. Por su parte los micronutrientes son todos los nutrientes que el cuerpo necesita para su correcto funcionamiento como las vitaminas y los minerales. Aunque su consumo se realiza en menor cantidad que los macronutrientes, ambos poseen la misma importancia para tu salud. 

Si deseas controlar la cantidad de micronutrientes de tus alimentos, puedes emplear aplicaciones móviles como la de “My Fitness Pal”. Esta te permite realizar un seguimiento sobre las vitaminas y minerales que tu cuerpo necesita para permanecer activo y saludable. 

El control de los micronutrientes es un proceso que no es obligatorio realizar de forma tan rígida. Por ello, te recomendamos consumir con frecuencia diversos alimentos con los colores del arco iris. Con el objetivo de garantizar una alimentación balanceada y saludable cargada con los nutrientes que necesitas para mantenerte de forma fácil y divertida.

Al agregar a tu menú ingredientes con una variedad de colores, te aseguras de aprovechar cada uno de sus atributos y beneficios. De esta manera, lograrás una combinación de sabores que resulta deliciosa. Además de brindar un aspecto visual agradable al tiempo que otorga la cantidad correcta de micronutrientes requeridos.

Leer más: Cristina Polanco: «Mi objetivo principal es ser la mejor enfermera posible y ayudar a superar esto»

Características del color de los alimentos

Azules y morados

Sus colores señalan la presencia de la antocianina. Mayor intensidad del color es sinónimo de una mayor presencia de dicho flavonoide. 

Las berenjenas, arándanos, moras, granadas y las ciruelas son alimentos con increíbles efectos antioxidantes. Por lo que se recomienda su consumo para combatir las enfermedades cardíacas y reducir la presión arterial. Igualmente son conocidos por su capacidad de prevenir el cáncer. 

Verdes

Las verduras forman parte fundamental de una alimentación balanceada y saludable. Su contenido en fibra ayuda a sentirte satisfecho al comer al tiempo que facilita el movimiento del tracto digestivo. Por lo que se recomienda su consumo frecuente a diario.

Entre estos alimentos se encuentran: las coles de Bruselas, la col rizada, el brócoli, el repollo y la espinaca. Un grupo de vegetales que brindan vitamina K, ácido fólico y potasio que ayudan a controlar la presión arterial. El verde de sus hojas además revela la presencia de fotoquímicos que ayuda a evitar el desarrollo de algunos tipos de cáncer.

Amarillos o naranjas

Normalmente se recomienda comer zanahoria con frecuencia para un mejor cuidado de la vista. Esto se debe a que los alimentos de color amarillo y naranja son ideales para cuidar la salud de los huesos y la piel. También para mejorar y fortalecer el sistema inmunológico. 

Tienen una alta concentración de vitamina A y C así como de betacaroteno. La zanahoria, el mango, el melón, el albaricoque y la calabaza son las mejores opciones para agregar a tu alimentación y así disfrutar de este grupo de alimentos.

Rojos

El característico tono rojizo de alimentos como el tomate, la sandía, la toronja y los arándanos se debe a la presencia del licopeno. Un increíble antioxidante capaz de combatir la inflamación y al cáncer. Lo más increíble del licopeno es que sus efectos se potencian al cocinar al alimento que le contiene. 

Al incorporar una variedad de alimentos de colores en tu menú lograrás disfrutar de la increíble combinación de sus sabores y beneficios. Además de garantizar la ingesta de los micronutrientes que tu organismo necesita para mantenerse saludable por dentro y por fuera.

Para mayor información sobre los efectos de los colores dentro de la alimentación, te recomendamos leer la obra de David Heber: “De qué color es tu dieta”. Una lectura que te ayudará a comprender qué alimentos necesitas incluir en tu menú para disfrutar de sus beneficios al tiempo que cuidas tu salud.

No Comments

    Leave a Reply