Menu
Ética

Conoce los tejidos sostenibles para la ropa deportiva

En estos tiempos, utilizar tejidos sostenibles es todo un acierto. Se consigue el mismo rendimiento técnico que con otras fibras pero generando un impacto notablemente menor en el medioambiente.

Las grandes marcas de ropa deportiva, como parte de la industria de la moda, se unieron a esta tendencia desde hace algunos años. Ya es más común encontrar piezas con fibras naturales o materiales reciclados que apuntan a una filosofía de producción responsable en todo el mundo. Las propuestas son asequibles, igual de confortables y muy duraderas. Esto demuestra que pasarse a la vida sostenible puede traer muchas ventajas.

Nike lleva años fabricando equipaciones de fútbol, entre otras, con poliéster elaborado a partir de plástico reciclado. El gigante norteamericano se comprometió en 2011 a eliminar las sustancias químicas tóxicas de toda su cadena de producción y del ciclo de vida completo de sus productos para el 2020.

La alemana Adidas lleva varios años implicada en el reciclaje de plásticos. En 2015, selló un acuerdo con la asociación Parley for Oceans, encargada de preservar los mares de las más de 300 toneladas de basura que flotan en ellos. El acuerdo implicaba fabricar ropa deportiva con el reciclaje de los residuos rescatados del mar, principalmente botellas de plástico y restos de redes de pesca.

Pero sabemos que las grandes marcas tienen sus límites. ¿De dónde vienen las fibras? ¿De dónde viene el plástico? ¿Cómo se producen las prendas? ¿En qué condiciones? ¿Cuántas prendas de vestir se destruyen cada año debido a la sobreproducción?

Hablemos de algunos tejidos sostenibles

Fibra Seaqual

La empresa española Seaqual 4U revolucionó el mercado textil en 2016 con el diseño de una fibra totalmente nueva. Está elaborada a partir de residuos de plástico recuperados de los océanos y de las profundidades del mar.

Procesado a partir de hilos continuos y discontinuos, se trata de un filamento totalmente reciclado gracias al cual se producen tejidos sostenibles y de gran calidad.

Plástico reciclado

El reciclaje del plástico es una de las grandes preocupaciones actuales. Afortunadamente, cada vez más, este material se utiliza en la elaboración de ropa deportiva. Es producido a partir de botellas de PET.

Poliamida reciclada

Es producida a partir de fuentes recicladas como desechos industriales y prendas de vestir. Se trata de dar nuevos usos a esa materia, usos post-consumo y post-industrial, evitando generar desechos, contaminación y destrucción de nuestro planeta.

Elastana reciclado

El spandex o elastano es una fibra sintética conocida por su excepcional elasticidad. Es fuerte, pero menos duradero que su principal competidor no sintético, el látex natural.

Algunas fibras naturales

Algodón reciclado

El algodón orgánico es una alternativa más sostenible al convencional. Su objetivo es minimizar el impacto ambiental de la producción de algodón al tratar de eliminar los pesticidas nocivos y otros productos químicos del proceso de producción.

Cáñamo orgánico

El ‘primo sobrio’ de la marihuana es extremadamente versátil. Se usa como alimento, material de construcción, en cosméticos, y se ha cultivado y utilizado durante cientos de años como tela.

Lino reciclado

El lino es fuerte, naturalmente resistente a las polillas y, cuando no se trata (es decir, no se tiñe), es completamente biodegradable. Además de ser bueno para el planeta, también es ligero y puede soportar altas temperaturas, absorbiendo la humedad sin contener bacterias.

Leer : Algunos consejos para los corredores principiantes

Sobre las telas futuristas e innovadoras

Tencel

Es una tela de celulosa ligera, lo que significa que se crea disolviendo la pulpa de madera. La fibra es producida por la empresa austriaca Lenzing AG. Recientemente ha crecido en popularidad, ya que se dice que es un 50% más absorbente que el algodón y requiere menos energía y agua para producir.

Además, los productos químicos utilizados para producir la fibra se gestionan en un sistema de circuito cerrado. Esto significa que el disolvente se recicla, lo que reduce los residuos peligrosos.

Además de esto, Tencel tiene propiedades antibacterianas y que absorben la humedad, lo que lo hace perfecto para ropa deportiva.

Piñatex

Cuando se trata de alternativas de cuero vegano, Piñatex es el material a tener en cuenta. Este material futurista, hecho de fibra de hoja de piña y fabricado por Ananas Anam, apareció en Vogue en 2017.

No solo es un reemplazo sin crueldad para el cuero, es natural y sostenible. Como Piñatex está hecho de un subproducto alimentario, reduce el desperdicio y ayuda a las comunidades agrícolas que cultivan la fruta

Econyl

Esta fibra, creada por la firma italiana Aquafil, utiliza redes de pesca y moquetas que han cumplido su función. Es la única poliamida reciclada “post consumer”. Los recicla y los regenera en un nuevo hilo de nylon que es exactamente de la misma calidad que el nylon.

Este sistema de regeneración forma un circuito cerrado, usa menos agua y genera menos desperdicio que los métodos tradicionales de producción de nylon. Los desechos se recogen, luego se limpian y se trituran, se despolimerizan para extraer nylon, se polimerizan, se transforman en hilo y luego se vuelven a comercializar en productos textiles.

Merino

La lana merino es uno de los tipos más suaves de las lanas disponibles. Es diferente de la lana común, ya que proviene de un tipo de oveja específico con propiedades diferentes y muy beneficiosas, con una fibra muy fina, suave y de muy alta calidad que se adapta mejor a la piel. Al ser tan fina, resulta muy cálida ya que su tejido cuenta con más fibras que crean pequeñas bolsas de aire que ayudan a mantener el calor corporal. Además de no producir picor en contacto con la piel, como a veces ocurre con otras lanas, es flexible y particularmente resistente.

Qmonos

Qmonos es una seda de araña sintética que se ha desarrollado recientemente mediante la fusión de genes y microbios de seda de araña. Se dice que la fibra es cinco veces más resistente que el acero, la fibra más dura de la naturaleza, a la vez que es muy ligera, más flexible que el nylon y completamente biodegradable.

No se cultivan arañas ni se dañan en el proceso de fabricación, lo que convierte a Qmonos en una alternativa más sostenible y ética a la seda y el nylon.

No Comments

    Leave a Reply